Home Noticias AM Aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir un nombre para tu marca
Aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir un nombre para tu marca

Aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir un nombre para tu marca

0
0

Muchos emprendedores no dan la importancia suficiente a la elección de un nombre para su marca. Sin embargo, a través de este la empresa puede captar la atención de los consumidores y fortalecer su branding.

La denominación puede ser muy delimitante o general, nada memorable o extravagante, breve o extensa, pero ante todo debe ser fácil de recordar, de pronunciar y de escribir para que no haya lugar a la confusión.

A la hora de elegir el nombre para una marca también se debe tener presente el sector al cual pertenece la empresa, los valores que se desean transmitir y los objetivos que se quieren alcanzar con el fin de tomar la mejor decisión.

 

Define el posicionamiento que buscas con tu marca

Aunque la elección de un nombre adecuado para una marca puede ser algo bastante complicado, lo cierto es que actualmente existen generadores de nombres que facilitan esta tarea. No obstante, si el individuo quiere seleccionarlo por sí mismo, debe definir de manera clara el posicionamiento que busca con su marca.

Un buen nombre puede ayudar a reforzar la imagen de una empresa y hacerla destacar por encima de la competencia, lo cual actualmente es algo muy necesario, ya que debido a la globalización existen múltiples empresas que pertenecen al mismo sector, por lo que la supervivencia en el mercado no resulta fácil.

 

No utilices un nombre que límite a tu empresa

A medida que pasen los años la empresa irá evolucionando, por lo que a la hora de elegir un nombre es mejor evitar aquellos que puedan limitarla de expandirse a otros lugares o de diversificarse a nuevos productos.

Hay que tener en cuenta que esta denominación acompañará a la empresa a lo largo de toda su actividad, por eso también es muy importante no dejarse llevar por las

tendencias del momento. Es cierto que el nombre de la empresa siempre se puede cambiar, pero esto no es lo más aconsejable.

 

Escoge un nombre fácil de pronunciar y de recordar

Cuanto más simple y corto sea el nombre, mucho mejor, ya que será mucho más fácil de recordar. Algunos expertos recomiendan que este se limite a dos sílabas y que no incluya guiones ni otros caracteres especiales. También aconsejan que el nombre comience con una letra que se encuentre más cercana a la A que a la Z y no utilizar acrónimos.

Además, la denominación tiene que ser fácil de pronunciar y escribir. A los consumidores no les gusta tener que preguntar cómo se deletrea el nombre de una marca, por eso es fundamental que este se escriba tal y como suena.

 

No te dejes llevar por tus gustos personales

Puede que el nombre que le guste al emprendedor no tenga absolutamente nada que ver con su marca, sino que simplemente lo haya elegido porque es significativo para él. Esto es un error, ya que no siempre estará presente para explicar a los consumidores su significado. Por lo tanto, debe evitar utilizar palabras escritas al revés o aquellas que le recuerden a un familiar, a un amigo o a su perro.

Hay que tener en cuenta que la denominación de una empresa forma parte de su identidad, se trata de su carta de presentación. Esta aparecerá en su página web, material promocional, tarjetas de visita y hojas con membrete, entre otros elementos, por lo que es fundamental tener muy claro lo que se desea transmitir con ella.

Una buena idea es utilizar un nombre que tenga significado y ofrezca un beneficio. Esto quiere decir que los consumidores deben saber inmediatamente que vende la empresa y cuáles son los beneficios que les ofrece tan solo con escuchar su nombre.

 

Trata de innovar al momento de elegir el nombre de tu marca

Tal como se ha mencionado anteriormente, muchos emprendedores se dejan llevar por las tendencias del momento y eligen un nombre que termina estancado en el tiempo. De hecho, hay muchas empresas tradicionales que les ha sucedido esto.

Lo mejor es tratar de elegir una denominación que no evoque a una época en particular y que pueda perdurar en el tiempo. Cabe mencionar que estas reglas no son cien por cien estrictas, cada cual es libre de poner el nombre que quiera a su marca, aunque se recomienda seguirlas.

 

Asegúrate de que puedes registrar el nombre elegido

Si el individuo ya tiene claro cuál es el nombre que quiere para su marca, el siguiente paso será verificar que no está siendo utilizado por otra empresa o se parezca demasiado a alguno de la competencia o de las compañías más conocidas, es decir, debe asegurarse de que no está registrado.

Una vez que ha elegido el nombre para su marca, el individuo tendrá que registrarlo en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial. Se trata del organismo gubernamental que otorga los derechos de propiedad sobre las marcas en México

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *